“Me permito llorar cuando el viento no sople a mi favor, cuando no tenga una mano a donde agarrarme. Cuando solo mi soledad sepa de mí.

Ahí me permito llorar.

Me permito llorar cuando todo y nada me duela, cuando los recuerdos me desvelan, cuando la niñez se me presenta.

Ahí me permito llorar.

Me permito llorar cuando […]