En la vida siempre se ha dicho que se ha de empezar la casa por los cimientos y no por el tejado. Nuestras menores no han podido tener su casa bien construida por su situación de desamparo y por haber pasado por muchos centros de protección de menores hasta llegar al nuestro. Por eso es fundamental tener un programa integro de actividades.

Ese programa consta de las actividades educativas básicas como clases, estudio, acción tutorial, talleres didácticos educativos (de educación afectiva sexual, teatro, valores, habilidades sociales y vídeo fórum), voluntariado con ancianos con Alzheimer y actividades deportivas. Además se recalca las actividades ocupacionales que van rotando por todas las menores cómo la responsabilidad de reloj (lleva el horario de todo el centro), lavandería, responsable de casa, huerto (riego y reciclaje) y por último actividades de ocio y tiempo libre.

Además del programa integro de actividades, es esencial los principios metodológicos de: La pedagogía de la vida cotidiana, las normas y límites y la pedagogía del afecto.

Con respecto a la pedagogía de la vida cotidiana destacar que la vida diaria del centro, su cotidianidad es la que está habitualmente cargada de detalle y momentos similares al de los entornos familiares. Es la educación familiar la que debemos ofrecer a aquellos menores que se han visto privada de ella.

Las normas y límites son fundamentales. Desde el ingreso se les deja claro y se les hace ver la importancia de las normas, leyéndolas y firmándoles, dejándoles también claro las repercusiones y consecuencias del incumplimiento.

Por último está la pedagogía del afecto. Es de vital importancia en el desarrollo infantil la afectividad, lo relativo a sentimientos, emociones, autoestima, comunicación, seguridad y otros valores para el crecimiento personal. El afecto posibilita que se sientan apreciados, en definitiva, se sientan personas valiosas y aceptadas tanto por sus iguales o miembros del equipo. Y es nuestro equipo quién en muchos momentos cubre esas carencias afectivas. En conclusión, Calidez para posibilitar un acogimiento residencial de Calidad.

Experiencia expuesta en el marco del I Encuentro Provincial de Profesionales y Menores del Sistema de Protección: Jornadas de Buenas Practicas en el Acogimiento Residencial. Con el Título “Responsabilidad, afecto en nuestro CPM La Muela” A cargo de José M. Salinas e Inma Jiménez.