Pocas veces la demanda de tratamiento por parte de los drogodependientes es clara, de hecho, con frecuencia vienen sin saber lo que quieren y sin una idea en positivo sobre qué hacer y cómo hacerlo.

Parece como si trataran de escapar de su realidad ya que el afrontarla resulta demasiado duro para ellos sobre todo si se lo plantean como algo definitivo……Y nunca más voy a probar  la cocaína? . Uff!!!!

Con frecuencia los intentos para salir de la adicción suele ser en negativo, con planteamientos del tipo de…porque no puedo seguir robando, porque no me dejan entrar en casa, porque no quiero entrar en prisión, porque no puedo recuperar a mi mujer o novia perdida…Rara vez  encontramos una motivación fuerte, un  PORQUE SÍ, pocas veces hay un proyecto de futuro en positivo; más bien parece que olvidan que las batallas no se ganan sólo defendiéndose  y la de la vida no iba a ser menos.

Se echa de menos un… porque quiero recuperar mi dignidad, … porque debo mantener a mi familia,…porque quiero conseguir un trabajo estable,..en definitiva, porque debo asumir las responsabilidades que me corresponden. Casi siempre en vez de un quiero hay un… me gustaría, y esto, claro, no es suficiente. Aún a los que articulan con fuerza un QUIERO con mayúsculas, les resulta difícil, imaginen cuánto más a los que se apuntan al …..me  gustaría!!!

La realidad es que nos encontramos con personas que vienen a por un arreglito, pero no por un cambio real y profundo, y hemos de emplear nuestro tiempo y esfuerzo en vez de ayudar a los convencidos de dejarlo, en intentar convencerlos para que se dejen ayudar.