La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito informa sobre el nacimiento de nuevas sustancias psicoactivas.

 

El mundo está siendo testigo de un nuevo y alarmante problema de drogas – y muchas de esas drogas son legales. Comercializadas como “euforizantes legales”, “productos químicos de investigación”, “abono para plantas” y “sales de baño”, las nuevas sustancias psicoactivas (NSP) están proliferando a un ritmo sin precedentes y planteando importantes problemas de salud pública. El número total de estas sustancias, actualmente estimado en cientos, está creciendo constantemente. Mezclas de NSP compradas, sin saberlo, por los usuarios, han dado lugar a imprevisibles y, a veces, desastrosos efectos.

LEER EL DOCUMENTO COMPLETO