Si estamos aquí es para recordar a todas aquellas mujeres que han sido victimas del maltrato y a las que a día de hoy todavía lo son.

Podemos hacer mucho todas unidas, tanto por las familias de las victimas que por desgracia ya no se encuentran entre nosotros como por las mujeres que aun seguimos siendo victimas de la violencia de género.

Hoy desde aquí nos gustaría que se pudiese parar el tiempo, que todas las mujeres cerráramos los ojos y escucháramos nuestra voz interna diciéndonos:

“Tu eres única, tienes el don de la razón, tu tienes la capacidad de amar, tienes la fuerza para luchar contra las adversidades de esta sociedad, tu eres tan especial que cuando eres feliz irradias felicidad y se manifiesta en tu belleza.

Tú mujer, tienes el alma que te hace única y especial, por todo ello, ¿Cómo puedes no sentirte alguien? Junto al hombre, somos uno de los grandes pilares de esta sociedad.

Por eso debeos apoyarnos los unos a los otros en esta lucha, tendiendo la mano a toda mujeres que sea victima del maltrato de genero.

Desde aquí queremos hacer un llamamiento al Gobierno para que no mire para otro lado, que esto también es un problema de nuestra sociedad. Hay que poner todos los medios a nuestro alcance para penar esta barbaridad.

Así que: mujer, empieza tu, valórate, cuídate, ámate, respétate, concédete el lugar que te corresponde, hagamos que nos traten como lo que somos: Mujeres con derecho a ocupar un lugar digno en esta sociedad, tener libertad y ser felices.

Ahora, abrid despacio los ojos y por favor que todo esto no quede en el olvido.

Leído en el Acto Institucional celebrado con motivo del 25N en Montalban