En esta ocasión envío un artículo que se centra en el uso de una de esas terapias alternativas.

Se trata de ‘Yoga en el tratamiento de adicciones, la experiencia de dos años de prácticas de yoga con pacientes del Centro de Rehabilitación Takiwasi’, escrito por Cristian Brito, de Takiwasi, Centro de Rehabilitación y de Investigación en Medicina Tradicional de Perú. El texto apareció, en el año 2010, en la Revista Psicoperspectivas. El artículo presenta en detalle, y desde una mirada experiencial, la utilización de la práctica del yoga como técnica terapéutica complementaria en el tratamiento de adicciones.

Tomando en cuenta que, pese a la popularidad actual de esta práctica, existen pocas descripciones detalladas de su utilización en contextos clínicos, se ofrece en este artículo una descripción general de la filosofía y práctica del yoga, sus beneficios a nivel físico y psicológico, su implementación en un contexto clínico particular -el tratamiento de adicciones- y finalmente la propia perspectiva de los pacientes en tratamiento sobre el rol del yoga en su proceso de rehabilitación.

El autor señala: A medida que el paciente avanza en su práctica de yoga, coherentemente va aumentando su sensibilidad, su sensación de bienestar, su autocontrol y autovaloración, cultivándose el deseo natural de cuidarse y mantenerse bien. Es común en esta etapa que el paciente espontáneamente comience a mostrar un cultivo de la moderación y de un estilo de vida general mas sano. Muchos de ellos cambian sus hábitos alimenticios y sus rutinas diarias. Los pacientes que continúan practicando yoga luego de terminar su proceso de internación, encuentran en su práctica un recordatorio corporal (anclaje) que les conecta a todo lo vivido y aprendido en el proceso de internamiento, a la vez que acceden a una red de apoyo social particular, usualmente conformada por personas interesadas por el cultivo de un estilo de vida saludable, y que generalmente rechaza el consumo de drogas.

El artículo, además de la perspectiva del autor, recoge la visión de los pacientes que participaron en la terapia con yoga en el centro de rehabilitación.

Javier Martín

Para leer el texto completo pincha aquí