Valerie Mason-John también es conocida por su nombre budista Vimalasara. Creció en orfanatos y en las calles, sufrió de bulimia anoréxica y en algunos extractos del libro narra también su consumo de cocaína: “Cuando tenía 28 años comencé por accidente mi proceso de recuperación de las adicciones. No lo sabía, pero la meditación y las enseñanzas budistas estabas a punto de transformar mi vida. […] Nunca antes había experimentado una dicha ni una paz semejantes”. En el libroMindfulness y las adicciones del que es coautora junto con el psiquiatra Paramabandhu Groves establece cómo las enseñanzas budistas y la aplicación de la atención plena pueden ayudar en la recuperación de las adicciones.

 

Para leer el texto completo pincha aquí