#HistoriasdeSuperación: Ayo, Fortaleza y autodeterminación

#HistoriasdeSuperación: Ayo, Fortaleza y autodeterminación

Desde la Comunidad Terapéutica de La Muela recibimos cartas de agradecimiento de antiguas pacientes, el pasado 6 de febrero nos llegó esta maravillosa carta de Ayo, una de nuestras mujeres. Nos enorgullece  muchísimo conocer de primera mano como sienten nuestros pacientes su paso por nuestra comunidad pero sobre todo poder ver su avance y mejora, saber que nuestro trabajo tiene sus frutos.

Agradecemos muchísimo sus palabras y queremos dejar constancia de que aquí siempre tendrá una familia.

GRACIAS.

Esperamos que todos y todas disfrutéis de esta carta:

Ha sido un camino largo, pero a la vez se ha hecho corto, un camino de sacrificio y de renuncia pero en el cual he aprendido el valor de la vida, me he encontrado con personas y con un equipo lleno de valores que hacen su trabajo creyendo en lo que hacen y dándolo todo por nuestra recuperación, y sobre todo me ha encontrado a mí misma en este lugar. Y el sentido de la vida.

Mi adicción a las drogas comenzó a muy temprana edad, con tan solo 14 años y mi primera comunidad a los 19 años. He estado en 5 comunidades y, cuando digo que sin duda ésta es la mejor comunidad que hay, es porque lo es, hablo con conocimiento de causa. Lo primero que me sorprendió a primera vista fueron las instalaciones y el entorno, para nosotros el estar en un lugar así ayuda, contacto con la naturaleza y apreciar todo lo que hay a nuestro alrededor.

Otras de las cosas con las que me quedo es con el trato de educadoras, psicologas, voluntarios e incluso cocineras, todas ellas forman un equipo estupendo y que deja huella a todo aquel que pasa por aquí.

Cuando llegamos a una comunidad es porque, de seguro, hemos gastado todos los recursos de afuera y lo hemos intentado de mil y una forma, entramos con desgaste físico y psicológico e incluso con las familias rotas. Aquí encontramos el cariño, dedicación, buen acogimiento y, los que más me impresionó, la cercanía y el trato que tienen con nosotras.

Otras de las cosas que me ha gustado es que sea solo una comunidad para mujeres, cuando en una recuperación hay hombres te puede llegar a descentrar. Muchas de nosotras entra a la recuperación con carencias, entre ellas afectivas, y con el roce, los sentimientos se llegan a confundir, y no solo eso, para nuestro proceso no es bueno comenzar con relaciondes de personas que tengan una adicción, eso llega a ser tóxico, en definitiva, no es bueno.

Todas aquí llegamos con un objetivo y una meta común, y es que no solamente queremos salir de las drogas, sino encontrarnos a nosotras mismas. Entiendo que la vida está llena de obstáculos pero que se pueden superar, aquí he aprendido el valor de muchas cosas, a quererme, a disfrutar de mi tiempo, a que soy valiente. He recuperado mi vida, mi libertad y a mi familia.

Agradezco toda la ayuda que me han dado no solamente a mi, sino a todo aquel que entra por esta comunidad. Como dice Alfonso, fundador de Emet Arcoiris: “este sitio tiene algo que todo aquel que se va siempre lo recuerda”. Ese algo es cercanía, dedicación, entusiasmo, confianza. Yo lo resumo en una palabra: Amor, tienen amor por lo que hacen y eso se nota.

Ayo.

WhatsApp Image 2020-02-07 at 11.27.17(1) WhatsApp Image 2020-02-07 at 11.27.17