Los antiguos levantaban un monumento, ya fuera arco, torre, u otra forma de triunfo, para rendir homenaje al héroe o la gesta realizada.Así también, muchos adictos, conscientes de que no van a pasar a la posteridad, y menos por algo noble digno de ser cantado, y por tanto, convencidos de que nadie les va a rendir ningún tipo de homenaje, deciden dárselo ellos mismos, tras haber superado con aparente éxito un tratamiento de rehabilitación.A sus ojos está más que justificado, pues nunca antes habían conseguido aguantar tantos meses de terapia tantas privaciones y esfuerzos continuados, y eso merece una celebración extraordinaria, tras haber recibido la valoración positiva de terapeutas familiares y amigos en general; aún así piensan que sólo ellos saben cuánto han sufrido hasta llegar al final.

Pues bien, después del final vuelta al principio, de pronto se verá caminando hacia donde solía ir meses atrás….. llevaba tiempo sin verla pero sabe por los colegas que la Juana-nombre supuesto- sigue vendiendo buen polvo, y ahora, como él no está hecho idem, no se aprovechará de él tal como hacía en las últimas veces, y en consecuencia, le despachará una buena dosis…..además…. ahora llevo dinero y no como entonces, que se quedó con mi reloj, mi cadena, la medalla de mi madre, el anillo de mi novia……la muy guarra,….. qué se habrá creído esa….ahora el fuerte soy yo ya verás cuando me vea….va a flipar….aunque…. bueno …..también es verdad que nunca me dejó tirao…..no, si en el fondo no es mala gente……se va a alegrar cuando me vea tan bien como estoy ahora…seguro que se da cuenta que es nada que esta vez.La misma calle, el mismo olor, la misma gente en la esquina…mira, ahí están……ese Canijo…..qué pasa Negro?…hola Chino, cómo lo llevas Chato?…ves?…yo ya no soy como éstos, no hay más que verlos…. to tiraos y hechos polvo,…..yo esta noche me pego un homenaje que me voy a poner ciego…pero eso, hoy y ya está, mañana a currar….ahora no es igual tío, yo ya controlo y sé lo que hago.

Ya verás se van a quedar pasmaos, les voy a demostrar que estoy curao, que esto ya no es lo mío…uno y no más…con dos pelotas. Meses después una llamada, un encuentro, cabeza gacha, mirada huidiza…apenas se le entiende su perorata, sólo al final, llorando, lacónicamente, se le entiende: díle a los que están todavía en el Centro que es mortal el homenaje.

 

 

x�?/���n,�1