HOY día 10 de octubre es el Día Mundial de la Salud Mental. Naciones Unidas con la conmemoración de este día busca concentrar la atención mundial en la identificación, tratamiento y prevención los trastornos emocionales o de conducta. El lema elegido para este año es Ponte en mi lugar. Conecta Conmigo, un lema que Emet Arco Iris suscribe y comparte plenamente.

Nuestro trabajo diario con las adicciones nos hace estar firmemente comprometidos con la salud mental. images

“Sentimientos de vacío crónico, desesperanza, soledad, miedo al abandono, de incomprensión, de no hacer nada bien, de injusticia, necesidad de sentirse única o especial, de no tolerar el malestar emocional, de mied
o, inseguridad,……”, todos estos sentimientos, llevados a un extremo, y que han permanecido durante los últimos años adheridos a la persona, son los que traen en las “mochilas” cuando acuden a Emet Arco Iris pidiendo ayuda. En ocasiones ni siquiera los verbalizan, no son conscientes de ellos, sólo de las dificultades que viven, del sufrimiento que generan en ellas mismas y en su seres queridos, ocasionando problemas de relación con la familia y con la pareja, en el trabajo, con las amistades, en la economía… Además todo explicado desde lo que externamente se ve, la adicción, consiguen que esta pueda dar un sentido a lo que sienten, a lo que viven, pero cuál es su sorpresa al descubrir que, estando abstinentes, siguen sintiéndose mal, que esas ideas “raras” persisten.

En ocasiones son conocedoras de su diagnóstico, pero en muchas otras no, ni siquiera han sido diagnosticadas, posiblemente porque nunca antes habían dejado de consumir. Cuando descubren que unida a su problemática de adicción hay un trastorno mental tienen una doble reacción, de consuelo, porque encuentran parte de la explicación a su adicción, y de desesperanza, porque son conscientes que el trabajo terapéutico se hace más duro. No cabe duda que esto también afecta a los profesionales que acompañamos a estas pacientes en su recuperación, viviendo desde otra perspectiva los mismos sentimientos que ellas, de alivio en el sentido de que: “¡Ya hemos encontrado el desencadenante o mantenedor del consumo!”. Planteándonos como primera meta la estabilización, desde intervenciones multidisciplinares, pero por otro lado el de desesperanza, porque somos conscientes de que existe una fuerza mayor, fuera del control de la propia paciente y del profesional, que aumentan la probabilidad de una recaída. Contrarrestamos esto con la experiencia de más de 30 años que nos ha enseñado a crear un contexto controlado y desde un equipo multidisciplinar, logrando que adquirieran la serenidad para aceptar lo que no se puede cambiar y la valentía de cambiar lo que sí está en sus manos.

En este día de la Salud Mental queremos agradecer la importante labor que los médicos de atención primaria, psicólogos y psiquiatras están haciendo para derivar a centros especializados estos difíciles casos. En Emet Arco Iris seguiremos atendiendo a las personas que se aproximen a nuestra Fundación desde el rigor, la calidad y la calidez.

Seguimos en el camino y nos sabemos acompañados. Gracias