La Fundación EMET Arco Iris es una entidad socia de La RIOD Red Iberoamericana de ONG que Trabajan en Drogodependencias.  Ésta es una organización sin fines de lucro que reúne a las principales ONG de Iberoamérica que trabajan en el campo de reducción de la demanda en aspectos básicamente relacionados con la prevención, el tratamiento, los procesos de reinserción e integración social, investigación y formación en el ámbito del consumo de drogas.

Una Red en la que, atravesando fronteras, nos une la preocupación por las personas que tienen problemas con el consumo de drogas y sus familias, nos une la necesidad de prevenir ciertas conductas adictivas de los jóvenes para que éstos fortalezcan actitudes para no entrar en la adicción. Nos une la necesidad de influir en los gobiernos  para que sus políticas de drogas den respuesta a todas estas necesidades, y para que sus políticas legislativas no se ensañen con el último eslabón de la cadena, los consumidores, mientras que las grandes mafias sean eso, cada vez más grandes.

Nuestros encuentros anuales se realizan cada año en diferentes países, además de intercambiar buenas prácticas y de reflexionar sobre diferentes temas que nos preocupan, solemos visitar los servicios existentes en el lugar donde se realizan.

Este año la Fundación EMET Arco Iris se ofreció como entidad anfitriona y decidimos realizar nuestro encuentro anual en Córdoba.

Sabemos de las dificultades que supone añadir en nuestro día a día algo tan complejo como la realización de un Congreso Internacional, pero os he de decir que Alfonso, Auxi y todo su equipo han hecho un gran trabajo, buscando no sólo las salas donde se desarrolló el evento, sino también parte de la financiación con la implicación de las diferentes administraciones, y Fundaciones. Los demás sobre todo hemos disfrutado de la maravillosa organización del encuentro.

Nos llevamos toda la ciencia que se desprendió del Congreso “La intervención en el ámbito de América Latina desde la perspectiva de la salud pública”, pero también toda la belleza monumental e histórica de Córdoba. Ha sido seguramente insuperable, según algunos latinos, bello, lindo, chévere,…

Aunque lo más importante de todo ha sido descubrir a través de las visitas a los centros de la Fundación EMET Arco Iris que es posible tener en nuestro país programas y servicios perfectos, pensados con y para las personas con adicciones o trastornos de conducta y muchas de ellas en situación de exclusión.

La Fundación EMET Arco Iris cuenta con equipos de profesionales y voluntarios/as implicados/as, entusiastas, muy, muy profesionales, alegres, con un trato con las personas de respeto y sobre todo de calorcito humano.

Los que llevamos dedicados muchos años a trabajar con personas que padecen drogodependencias, siempre hemos estado luchando por conseguir que las infraestructuras sean dignas, con la seguridad de que cuanto mejor estén las infraestructuras menos percepción de exclusión y de enfermedad y más fácil es la convivencia, el diálogo y el cambio.

Pues la Fundación EMET Arco Iris, ¡¡¡tiene la máxima puntuación!!!!

Las infraestructuras de todos los servicios no pueden ser mejores y la estética de algunos son más próximas a un Parador Nacional que a la de una comunidad terapéutica al uso.

Dios mío, cuánto proyecto, cuántas metas, cuántos objetivos claros, cuánto trabajo, cuánta tenacidad, cuánto coraje, cuánta esperanza, cuántos problemas superados, cuánto,…

Cuánto liderazgo, porque eso sí, sin un buen liderazgo que implique, entusiasme y que aglutine esfuerzos, esto no hubiera sido posible.

Estos días, hemos podido conocer a Alfonso de cerca in situ.

Alfonso es un líder carismático, con su personalidad arrolladora  es capaz de implicar a todo el mundo en el proyecto y en la causa, es innovador para conseguir el cambio, a la vez ha sido capaz seguramente de asumir riesgos personales.

Pero sobre todo Alfonso es un líder legítimo, se lo ha ganado a pulso, y el paso del tiempo (treinta y cinco años), lo legitima del todo.

Por supuesto Alfonso es un líder Creador de Cohesión Social, porque ha hecho sensibilización comunitaria, para lograr la integración de colectivos rechazados socialmente

Por todo ello creemos que es muy bien merecido el premio que recibe la Fundación Emet Arco Iris, “la Cruz Blanca de la Orden al Mérito del Plan Nacional sobre Drogas”

¡¡Felicidades!! Nos sentimos orgullosos con vuestro trabajo. No hace falta que os digamos que sigáis así, estamos seguros de que lo haréis.

 

Felisa Pérez                                                                                          Luciano Poyatos

Vicepresidenta de RIOD                                                                  Presidente de UNAD