Comparto con vosotros esta breve reflexión que me ha surgido al recordar  la definición de la Real Academia Española del término SOLIDARIO: Adherido o asociado a la causa, empresa u opinión de alguien.   ¡Perfecto!!

Siempre he creído que en el fondo de cada uno existe ese sentimiento, que también podríamos llamarle necesidad, de sentirnos adheridos o asociados a una causa, más allá de un contrato laboral, que de alguna forma nos aporte una satisfacción personal.

Esto es más fácil si lo hacemos de forma puntual o cuando encontramos el tiempo.

Una vez instalados en nuestro nuevo centro La Muela, corrijo, antes incluso de estar el centro acabado, nos encontramos con un grupo de voluntarios que se ofrecieron a limpiar y adecentar el centro ¡Muy generoso!

Una vez que los dos programas estaban funcionando, con las mujeres y las niñas allí, el ofrecimiento va a más: talleres de diversa índole (costura, manualidades, yoga, pintura de cerámica, deporte, animación sociocultural, restauración, y otros), visitas al centro  para compartir churros, pestiños, y algunas que otras delicatesen  (me gusta más en castellano!!) con todas las que allí estaban.

Esto nos planteó la necesidad de tener a una persona que coordinara todo aquello y nuestra querida Ana, que fue de las primeras que apareció por allí, se ha hecho cargo desde entonces. ¡Persona comprometida y generosa donde las haya!.

“El pingo” es un grupo de gente de varios pueblos de alrededor que se juntan para disfrutar bailando ¡es lo que les gusta¡ Tuvieron la magnífica idea, con Paco Castellano y por supuesto con Paqui, Tobota, Rafaela y Juanito Sandalio a la cabeza, de venir a enseñarles a nuestras usuarias a disfrutar con ellos y, lo que empezó con un rato compartiendo bailes … se convirtió en un taller semanal llevado por voluntarios.

Y apareció Josemari. Difícil de definir con pocas palabras sus ganas, su ilusión, su ímpetu y su implicación. Él es maestro y un enamorado de la música. Tanto que, además de su trabajo y su familia, tiene un grupo “Amigos de la música” donde aglutina a jóvenes, pequeños, mayores, y se juntan para hacer lo que más les gusta: cantar.

En el año 2011 Josemari apareció por La Muela y nos propuso tener una Velá, allá por el mes de septiembre. Para ello se desplazó varias veces por semana, con su grupo siempre a cuestas,  para ensayar con las mujeres y las niñas. ¿Por qué no invitar a gente de los pueblos de alrededor para que disfruten de lo que habían preparado?

¡Nos encantó la idea!  Y aquí estamos, celebrando la V Velada Musical de La Muela!!!

Este año hemos compartido risas, solidaridad y compromiso mas 300 personas y gracias a ellas hemos conseguido el objetivo que siempre tenemos en mente: sensibilizar sobre lo difícil y duro que es el proceso, que tanto las mujeres con problemas de adicciones y las menores con trastornos de conducta y cualquier otra persona en riesgo de exclusión, sufren.

Todos en alguna medida  somos corresponsables de dignificar esa situación y, como nos decía una persona muy querida “Abrirles una PUERTA A LA VIDA”.

¡¡GRACIAS POR VUESTRA ADHESIÓN VOLUNTARIOS!!

Auxiliadora Fernández

Directora General

Fundación EMET Arco Iris