Muchas veces los padres y profesores nos preguntan qué pueden hacer para prevenir el consumo de sustancias, de ahí que informemos demos a conocer los factores de riesgo para poder prevenir y actuar sobre ellos.

Los factores de riesgo son el conjunto de características sociales o individuales que en determinados momentos incrementan la vulnerabilidad de las personas ante el consumo de drogas, o que refuerzan el uso y abuso de estas sustancias. Hay factores de riesgo relacionados con las características de los sujetos y otros vinculados con el contexto. Si bien hay que tener en cuenta que estos factores de riesgo sólo condicionan o favorecen los consumos de sustancias, pero no pueden establecerse una relación de causa-efecto entre ambos.

Las investigaciones realizadas sobre el tema identifican una amplia gama de factores de riesgo que se presentan en cuatro categorías básicas: relacionados con las sustancias, de carácter individual o personal, de carácter microsocial y de carácter macrosocial.

Factores de riesgo vinculados a las sustancias

-La accesibilidad: hoy en día muchos jóvenes saben cómo acceder a determinadas sustancias.

-Las propiedades farmacológicas de las sustancias, ya que hay sustancias con mayor capacidad de generar dependencia.

-La vía de administración de la sustancia.

-Las creencias y atribuciones asociadas a las sustancias y a su consumo. Se debe a la falta de información profesional y veraz y/o a determinados estereotipos acerca de las personas que consumen determinadas sustancias que pueden propiciar el consumo.

Factores de riesgo de carácter personal

Factores de tipo físico:

-Edad del consumidor

-Sexo

-Factores de tipo genético influyen en la sensibilidad, tolerancia y dependencia que cada sujeto desarrolla.

– Desfases en el desarrollo físico.

Factores relacionados con el desarrollo evolutivo y/o la personalidad del sujeto:

-Experimentación temprana con drogas.

– Ausencia o pobreza de una identidad personal: falta de autonomía, dificultad para resolver conflictos, dificultad para el manejo del estrés y ansiedad, baja tolerancia a la frustración, falta de autoestima, sistema de valores poco claro, trastornos emocionales, falta de confianza en el futuro, etc.

– Situaciones críticas vitales y falta de recursos para afrontarlas, que hagan que vean en el consumo una vía de escape.

 

Factores de riesgo de carácter microsocial

-Relacionados con la familia: estilo educativo pasivo, agresivo o ambivalente y relaciones afectivas deterioradas por exceso o por defecto.

-Estructura familiar: desestructuración familiar, rigidez, sin normas…

-Relaciones en la familia: falta de comunicación, escasa cohesión familiar, escaso apoyo entre los miembros de la familia.

-Modelo familiar: hábitos y estilos de vida de los miembros de la familia.

-Relacionados con el grupo de iguales: grado de dependencia hacia el grupo.

-La presión del grupo hacia el consumo de drogas.

-Estilo del grupo en relación al consumo de drogas.

-Relacionados con el mundo laboral: rol, formación, fatiga, estrés.

 

Factores de riesgo de carácter macrosocial

-Sistema de valores dominantes

-Actitudes sociales

-La inexistencia de control normativo.

-La ausencia de vínculos sociales, de lazos colectivos.

-La escasez de alternativas de ocio.

-Los medios de comunicación.

-La influencia de la publicidad.

-Situaciones de privación social o económica.

 

Si bien todos estos factores pueden influir en el inicio o mantenimiento de patrones de consumo, no significa que el adolescente no sea capaz de tomar sus propias decisiones sabiendo decir NO a las drogas. De ahí que sea muy importante la prevención que desde nuestra Fundación EMETArcoiris hemos colaborado este curso en los Institutos realizando dinámicas y sesiones con los adolescentes en el grupo clase, ofreciendo información y prevención a familiares con dudas sobre cómo abordar el problema del consumo con sus hijos y a través de un curso para que los profesores puedan conocer, prevenir y detectar el consumo de sustancias entre su alumnado. Seguiremos trabajando…