En esta ocasión envío un regalo. Además de un texto muy interesante, se trata de una obra escrita por amigo, un amigo mío y un amigo de la mayoría de los que recibís estos apuntes bibliográficos.
 
     Se trata de la tesis presentada a la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile para optar al grado académico de Magíster en Psicología Mención Social Comunitaria por parte de Sergio Ricargo Chacón Armijo, nuestro querido y admirado Keko.
     La tesis lleva por título: Estigma hacia personas con consumo problemático de drogas en equipos de tratamiento en Santiago de Chile.
 
     Dispongo del texto desde hace tiempo, pero no he querido enviarlo sin haberlo leído, disfrutado. Es un documento en el que uno aprende cosas, cosas interesantes, pero también aprende a mirar, y además está muy bien escrito.
 
     Con la seguridad de no poder añadir nada que mejore el propio texto de Keko, copio el resumen que él mismo ha hecho de su tesis:
 
     “El propósito de este estudio fue comprender el estigma hacia personas con consumo problemático de drogas, en equipos de tratamiento de una institución de ayuda social. El estudio fue de tipo exploratorio descriptivo y se realizó desde un enfoque cualitativo. El muestreo realizado fue de tipo teórico intencionado, el que se detuvo al lograr la saturación teórica de la información, quedando la muestra final compuesta por 10 personas, 6 mujeres y 4 hombres, con un promedio de 5,4 años de experiencia, con quienes se realizó una entrevista en profundidad. El procedimiento de análisis estuvo enmarcado en el método de análisis de contenido. Los resultados describen las etiquetas que los miembros de los equipos atribuyen a las personas en tratamiento, sus respuestas emocionales hacia las personas atendidas y se analizó cómo la forma que los equipos conciben a las personas con consumo problemático de drogas se vincula con su recuperación, con la persona del terapeuta desde la perspectiva del burnout y con la atención que se brinda a las personas en tratamiento. Los resultados confirmarían gran parte de las proposiciones de la literatura revisada sobre el estigma social hacia las personas con consumo problemático, ratificando el hecho que en los equipos especializados en el trabajo con esta población también se produce estigmatización hacia quienes atienden, pero además muestran puntos interesantes como la coexistencia de miradas positivas y estigmatizantes, además de reforzar la necesidad de abordar el burnout, dada la relación e impacto que tiene con la atención brindada, toda vez que puede implicar, al menos en forma parcial, una denegación del ejercicio del derecho a la salud”.
 
Muchas gracias Keko.